Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Periodos de tiempo que se privan, sin respirar

Su bebé está llorando y entre su llanto él o ella parece estarse aguantando su respiración por lo que parece una eternidad, pero usted no está seguro que podría estar causando esto o qué es lo que tiene que hacer exactamente. Lo único que sabe es que es espantoso y preocupante por su niño (a).

Su hijo (a) puede estar sufriendo de BHS (por sus siglas en Inglés) ‘periodos de tiempo que se privan sin respirar’ también conocido como apnea respiratoria. BHS, puede afectar la salud de infantes normales y niños pequeños y eso a menudo sucede cuando lloran. Deseamos que usted como padre, sepa lo que es éste fenómeno, que tan frecuentemente ocurre y sus causas, valoración, tratamientos y pronóstico.

Descripción

El privarse sin respirar tiene una dramática presentación y para los padres que lo observan es aterrador. Aun cuando se le identifica “BHS” [privarse sin respirar] sugiere una acción voluntaria, esos momentos son de hecho involuntarios y reflexivos. El “BHS” ocurre cuando el niño (a) están despiertos y respirando activamente. La duración de los momentos en que se privan sin respirar son típicamente de 2 a 20 segundos, pero puede durar un minuto o más.

Hay dos categorías de BHS ‘privarse sin respirar’: simple y severa. La simple es la que se desarrolla a partir del dolor, el sufrimiento o la miseria; típicamente, se caracteriza por el llanto, la apariencia de que se está impidiendo la respiración y un cambio del color en la piel. La severa progresa rápidamente y puede resultar en la pérdida del conocimiento del niño y/o en que tengan convulsiones.

Un cambio de color en la piel durante un episodio en que el niño (a) se priva sin respirar, se describe como: El BHS cianótico o BHS pálido. El tipo más común es el BHS cianótico y se caracteriza porque la piel sufre una decoloración y rápidamente se pone amoratada o azulada. El BHS de tipo pálido, se caracteriza precisamente por palidez o deficiencia de color en la piel. Aun cuando el llanto se presenta en los dos tipos, es más común es el BHS de tipo cianótico que el de tipo BHS pálido.

Un episodio típico del BHS ‘privarse sin respirar’ puede ocurrir cuando hay un evento en el entorno que angustia al niño (a). De allí viene el llanto, el cual disminuye para dar paso a la quietud acompañada de un cambio de color en la piel (cianótico o pálido) y termina con el niño (a) desorientado y aún consciente (simple) o inconsciente (severo).

Lo que sabemos acerca del BHS (privarse sin respirar)

Aquí hay algunos resultados de investigación referentes a la edad en que comienza, frecuencia y número de niños afectados (aproximaciones):

  • La edad en que comienza es generalmente entre los 3 y 18 meses de edad, aunque tantos como 10% de los casos comienzan antes de los 3 meses y un porcentaje similar comienza después de los 18 meses.
  • Los rangos de frecuencia son de varias veces al día a una vez al año, con la mayoría de los niños mostrando varios episodios por semana.
  • La frecuencia más alta se da en el segundo año de vida del niño (a); esta temporada es gradual, pero continuamente disminuyen después de esa edad.
  • La edad promedio en la cual el BHS ‘privarse sin respirar’ termina, es a los 3 años; el BHS es raro después de la edad de 8 años.
  • 4.6% de niños pequeños sufren BHS ‘privaciones sin respirar’ severas (pérdida del conocimiento/convulsiones).
  • 27% de niños pequeños sufren BHS ‘privaciones sin respirar’ simples (de angustia y respiración silenciosa a un cambio de color en la piel).
  • 54% a 62% de niños afectados muestran BHS ‘privaciones sin respirar’ cianóticas (decoloración de la piel a amoratada o azulosa).
  • 19% a 22% de niños afectados muestran BHS ‘privaciones sin respirar’ pálidas (Palidez o deficiencia de color en la piel)
  • 12% de niños afectados muestran los dos tipos: cianótico y pálido.
  • 12% de niños afectados muestran un tipo indeterminado.

Correlación

Aproximadamente del 20% al 30% de los que se privan sin respirar, tienen un familiar que mostró BHS ‘privaciones sin respirar’ durante la niñez. No hay diferencias bien documentadas ni con éxito, entre los géneros y los estudios que han tratado de detectar diferencias significativas de conducta o psicológicas entre los que se privan sin respirar y grupos controlados.

Causas

La mayoría de las investigaciones acerca de las causas del BHS ‘privarse sin respirar’, se enfocan en la respuesta psicológica del niño (a) a las circunstancias de su medio ambiente. Sin embargo, las circunstancias que desencadenan el BHS cianótico contra el pálido varían. Los episodios del BHS tipo pálido comienzan abruptamente, generalmente de situaciones que involucran dolor o miedo (ejemplo: caerse o golpearse la cabeza). Esas circunstancias orillan a que el corazón tenga latidos más lentos, cesamiento temporal de las contracciones del corazón, y/o desmayo. El BHS tipo Cianótico, ocurre menos abruptamente y son típicamente el resultado de una reacción emocional (generalmente enojo) a situaciones que molestan (ejemplo: disciplina o la pérdida de un juguete). El niño llora, muestra apnea respiratoria, cambios de color (morado o azul) y algunas veces pierde el conocimiento.

Aun cuando los dos tipos del BHS ‘privarse sin respirar’ son involuntarios, la aparición y los patrones de conducta asociados con ellos pueden ser influenciados por procesos de acondicionamiento de su medio ambiente (ejemplo: el aumentar el llanto debido a la respuesta compasiva de los padres).

Valoración

Se hacen entrevistas con los padres para obtener un historial detallado de BHS ‘privaciones sin respirar’ y hacer un diagnóstico. Las entrevistas generalmente incluyen preguntas en referencia a cambios de color en la piel, alteración en el tono del cuerpo, frecuencia y duración de la pérdida del conocimiento o convulsiones, y los eventos sociales que ocurren antes y después de un episodio de BHS ‘privación sin respirar’. Podemos utilizar documentación video grabada para suplementar los reportes verbales de los padres. También utilizamos exámenes físicos que incluyen revisiones de anormalidades funcionales y anatómicas del tracto respiratorio, especialmente con niños que tienen frecuentes BHS ‘privaciones sin respirar’ de tipo Cianótico. Se hacen exámenes de laboratorio en casos de frecuentes BHS ‘privaciones sin respirar’ acompañados por pérdida del conocimiento. Los exámenes de laboratorio para el BHS ‘privaciones sin respirar’ incluyen: el electrocardiograma (ECG) para revisar si hay algún problema relacionado con el corazón en los dos tipos de privación sin respirar y el electroencefalograma (EEG) para examinar la secuencia característica de cambios que se exhiben durante el tipo pálido y para descartar la posibilidad de epilepsia. Finalmente se pueden hacer exámenes de sangre para descartar que la anemia esté causando desmayos.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, el tratamiento ante todo involucra el proporcionar información correcta y tranquilizar a los padres en referencia al resultado no dañino del episodio BHS de ‘privarse sin respirar’. Este tratamiento deberá incluir que alguien no profesional observe el cómo los patrones de respiración interrumpida, pueden llevar a la pérdida del conocimiento. A los padres también se les explica que el diagnóstico del BHS ‘privarse sin respirar’ no deberá conducir a cambios dramáticos en la manera como atienden o tratan a su hijo (a), con dos excepciones. Primera: si los padres han estado demasiado ansiosos o preocupados por el niño (a), ya sea antes o después del tratamiento BHS para ‘privación sin respirar’, esto deberá remediarse. Segunda: también deberá corregirse el hecho de que los padres hayan perdido autoridad con el niño (a) con el fin de minimizar el que él o ella se enoje. Adicionalmente, si se sabe que el niño (a) está anémico, se le dará tratamiento guiado por un médico con suplementos de hierro que puedan aminorar la frecuencia del BHS ‘privarse sin respirar’.

Cuando se presenta un episodio de BHS ‘privación sin respirar’, los guardianes o padres deben acostar al niño (a) sobre su espalda y vigilar que no haya lesiones de cabeza y aspiración hasta llegada la recuperación. Si es necesario se deben abrir las vías respiratorias. Se deben hacer estas maniobras preventivas y la aproximación al niño (a) debe ser en un ánimo tranquilo. Aún cuando el medicamento en raras veces es beneficioso para niños con episodios de BHS ‘privación sin respirar’ de tipo Cianótico, los niños con episodios severos y frecuentes de BHS ‘privación sin respirar’ de tipo Pálido, se pueden beneficiar con el medicamento que disminuye la actividad del sistema parasimpático.

Pronóstico

Aun cuando son escasos los reportes de consecuencias serias en la salud seguidos de un episodio de BHS ‘privación sin respirar’, siempre son aterradores para los padres. No obstante, de manera general, la literatura científica proporciona un pronóstico muy optimista. No se han reportado efectos negativos de BHS ‘privaciones sin respirar’ del tipo cianótico. Los efectos a largo plazo de BHS ‘privación sin respirar’ del tipo pálido, son aislados con un riesgo en el aumento de episodios de desmayo en la adolescencia y edad adulta (ejemplo: al ver sangre).

Conclusión

Aun cuando sea simple o severo, el tipo cianótico o pálido, los padres deben tomar en cuenta que los momentos en que se privan sin respirar, es un fenómeno normal en bebés y en niños y que rara vez causan serios problemas de salud. Investigue el historial de su familia y mencione en referencia al trastorno de BHS ‘privación sin respirar’ tanto a su doctor familiar como a las personas que cuidan a su hijo (a) en su ausencia. Si en algún momento siente que es necesario, contacte a su hospital de emergencia local de inmediato. Generalmente, el estar alerta y bien informado en referencia al trastorno del BHS ‘privación sin respirar’, traerá como resultado que sea menos aterrador para usted cuando éste ocurra.

Lecturas recomendadas

Soporte de la Línea de Ayuda

Nebraska Family Helpline: La línea de ayuda es gratuita, es un recurso para los padres quienes tienen preocupaciones y preguntas en referencia al comportamiento de sus niños. Llame al 888-866-8660. Hay consejeros bilingües que están disponibles.

¡Permanezca conectado!

Regístrese para recibir actualizaciones enviadas a su casillero de entrada de correo electrónico.

Contáctenos

¡Infórmese más sobre cómo nuestros servicios pueden beneficiar a su familia!

Usted puede visitar nuestra oficina comunitaria: de Boys Town al sur de Omaha en el:
4612 South 25th Street

o llámenos al:
402-734-0155 (Servicio bilingüe)

Padres: Explore algunos de nuestros consejos prácticos más populares para la crianza de los hijos. Infórmese más